Acci Asistencia es una cooperativa accitana liderada por mujeres, que dio sus primeros pasos en el año 1995. Resume en su nombre su origen y su vocación: Guadix y el servicio de ayuda a domicilio.

120 personas, la mayoría mujeres, trabajan en esta cooperativa, que ha incorporado un innovador medio de transporte en su actividad, una flota de siete bicicletas eléctricas para la mejora de la movilidad de sus trabajadoras e implanta el sistema de calidad UNE 158301-2015.


Puedes descargarte un pdf con esta publicación:

REPORTAJE ACCIASISTENCIA

Cada día es una contrarreloj para las personas que trabajan en el servicio de ayuda a domicilio”. El objetivo es ir de un domicilio a otro y despedirse de las personas usuarias con una sonrisa y sin estrés. En cada etapa las ovaciones de la línea de meta son sustituidas por sonrisas y gestos de cariño en la despedida en cada hogar que visitan. Ellas lo saben, al día siguiente no habrá una crónica en el periódico contando la proeza de la subida a un puerto, pero sí la satisfacción de haber dado lo mejor. Desde que Acci Asistencia dio sus primeros pasos, la mirada de los vecinos y vecinas de Guadix se ha cruzado con un batallón de batas blancas por las calles de la ciudad. Aquellos pasos, muchas veces apresurados para llegar a tiempo, han sido sustituidos por pedaladas, pedaladas de calidad.

El número de personas que trabajan en esta empresa ha crecido hasta 120, casi todas mujeres. A tenor de los datos, se podría decir que la cosa va sobre ruedas. Literalmente va sobre ruedas porque desde hace un tiempo un grupo de mujeres de esta empresa se traslada de un domicilio a otro a bordo de bicicletas eléctricas.

Ir de una casa a otra y llegar a tiempo. Parte del trabajo de la empresa consiste en administrar el tiempo que se invierte en este tipo de desplazamientos. En la planificación se realiza un esfuerzo por zonificar el trabajo con el que evitar grandes desplazamientos. Aunque sería lo más cómodo y eficiente, no siempre es posible: la existencia de barrios alejados del centro, barrios con mucha extensión (como el de las cuevas), el tráfico en las calles más céntricas o ¿qué dicen de la tarea de encontrar aparcamiento? Imposible ¿verdad?.

Hasta que llegaron las bicicletas eléctricas, el ir y venir cada día era una pequeña odisea a la que se enfrentaban algunas de las auxiliares que desempeñan este trabajo. La flota de bicicletas eléctricas está formada actualmente por siete vehículos que se adquirieron con la ayuda del Grupo de Desarrollo Rural de Guadix. Con esta adquisición se ganó en tiempo, en salud para las personas que las utilizaban y para la ciudad y se ha hecho una apuesta por el medio ambiente.

Según explica la propia empresa, se mantiene un compromiso de gestión medioambiental con el que “cumplir un nuevo propósito cada año”, explica Mª Angeles Casado. “Cada año buscamos un nuevo objetivo y a lo largo del tiempo hemos tratado de racionalizar el consumo de luz en la medida de lo posible, hacer tareas de concienciación sobre la gestión de los residuos, el reciclaje, mejora del entorno. En esta ocasión la intención era reducir el consumo de combustible y reducción de emisión de CO2 a la atmósfera”.

La llegada de los dos pedales supuso una sorpresa para las auxiliares de ayuda a domicilio. Pero como toda novedad se pasó del recelo y la timidez al entusiasmo. “Las bicicletas imponían respeto al principio, pero después hicieron sus prácticas y se soltaron y hoy se las rifan entre ellas”, explica Teresa Reyes.

El éxito de estos vehículos eléctricos puede inspirar nuevos objetivos. Mª Angeles Casado no descarta que se aumente la flota de bicicletas eléctricas o incluso que se adquieran patinetes eléctricos con la misma facilidad porque “son más económicos y al ser más pequeños se pueden guardar mejor o, incluso, subirlos a los domicilios”.

GDR de Guadix

Acci Asistencia pudo cumplir su objetivo con la ayuda del GDR de Guadix. Paralelamente a la adquisición de las bicicletas se implantó el sistema de calidad UNE 158301-2015 relativo a “Servicios para la promoción de la autonomía personal. Gestión del servicio de ayuda a domicilio”. El proyecto se aprobó en el marco de la Estrategia de Desarrollo Local LEADER de la Comarca programada para el periodo 2014-2020, financiada por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) en un 90% y por la Junta de Andalucía en un 10%.

 La empresa ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de su trayectoria con los que se recompensa su empeño en la mejora de la calidad en sus procesos. Entre otros, los premios ‘Tótem Ciudad de Guadix 2014’, el premio de la Asociación Intersectorial de Empresarios en la modalidad de ‘Mujer Emprendedora’ en 2011 y el premio a la Igualdad en la Empresa del Grupo de Desarrollo Rural de Guadix en 2013.

Trayectoria

Los comienzos no fueron sencillos, durante años prestó sus servicios en unas condiciones precarias que se acercaban más al altruismo que a la empresa. Desde un primer momento, las responsables de Acci Asistencia SCA tuvieron claro que sus medidas también tenían que incluir un compromiso con el resto de la sociedad, de ahí la implantación del sistema de calidad UNE 158301-2015. Ese objetivo tenía que estar rodeado de una serie de condiciones que mejorasen, al mismo tiempo, la calidad de vida de las personas a las que se prestaba el servicio. Fomentar el desarrollo de hábitos saludables como la alimentación, la higiene, el ejercicio físico, etc. y de conductas para mejorar la calidad de vida del usuario respetando la individualidad y las decisiones de la persona.

Para garantizar la calidad del servicio, la cooperativa ha hecho un esfuerzo por la formación y el reciclaje de su plantilla. Del mismo modo, se ha trabajado constantemente por promover el trabajo en equipo, fomentando la participación de las profesionales para la mejora continua del servicio. 

Entre las acciones de la empresa también se ha promovido la participación de las mujeres trabajadoras en la sociedad a través de la creación de la Asociación de Mujeres ‘Nuestra Señora de la Victoria’.La actividad de las asociaciones que existían no era compatible con el horario de las mujeres que trabajaban en nuestra asociación”, explica Teresa Reyes. 

Pin It on Pinterest