A unos 800 m al sureste de los Baños de Alicún, en la ladera sur del “Cerro de la Mina”, existen cuatro bloques de arenisca rojiza del triásico inferior. Son de medianas dimensiones y están alineados de norte a sur lo largo de seis metros. Se sitúan al borde de una pequeña explanada, a unos 75 m al sudeste de la cumbre del cerro. Ocupan una situación bastante destacada, desde donde se contempla una amplia superficie de terreno estepario del valle de Gorafe y de los alrededores. Cada uno de estos cuatro bloques presenta grabados de varias formas y dimensiones. Los motivos predominantes son las representaciones estilizadas de figuras humanas, masculinas y femeninas, pero existen además otros signos asociados (círculos, cazoletas, alfabetiformes) que parecen contemporáneos. Los grabados pudieron realizarse fácilmente, por tratarse de piedras blandas de arenisca, siguiendo la técnica de abrasión, como lo indica la sección en U de los surcos, cuya anchura es de 2 a 3 cm por otros tantos de profundidad. El tamaño de las figuras oscila entre los 20 y 50 cm de altura. Al pie de una de las piedras se localizaron varios fragmentos de cerámica lisa, sin decoración, hecha a mano y una serie de sílex retocados, de tipo eneolítico.

La piedra núm. 1 es un bloque aproximadamente cúbico, de un metro de espesor máximo, cuya superficie, de forma trapezoidal y fuertemente inclinada hacia el noroeste, muestra un círculo débilmente grabado (diámetro máximo, 50 cm), en cuyo interior existen cuatro oquedades semiesféricas de 4 a 10 cm de diámetro y 1 a 3 cm de profundidad. Por encima y a la izquierda se aprecia otra cazoleta ovalada. La piedra núm. 2 es la mayor del conjunto. Mide 2,20 metros de longitud, 1,30 metros de anchura y un espesor máximo de 1,30 metros. En su superficie, inclinada hacia el este, de forma ovoide apuntada, se ve una gran cavidad hemisférica de 45 cm de diámetro máximo y 10 cm de profundidad. Está situada a 80 cm al norte de la anterior.

La piedra núm. 3 tiene forma hexagonal irregular, con una longitud de 1,30 m por 1,10 m de anchura y un espesor máximo de 0,75 m. En su superficie se aprecian seis grabados, cuatro de los cuales son esquematizaciones de la figura humana y los otros dos en forma de letra (JR). Entre las estilizaciones humanas, la mayor, que está situada en la parte superior izquierda de la figura, representa un hombre con los brazos en oso, piernas en óvalo cerrado, falo bien visible y con adornos en lo cintura, que pueden figurar un cinturón. Mide 46,5 cm de altura. Junto a él se encuentra una mujer con cabeza en T, brazos extendidos y base ensanchada, triangular, que representa la falda. Está débilmente grabada y mide 29’5 cm de altura. En contraposición con esta figura se halla otra también femenina, en forma de cruz de doble travesaño y bifurcada en su parte inferior, indicando las piernas. El trozo del cuerpo está muy poco excavado. Mide 20 cm de altura. La otra figura femenina está en actitud yacente, con respecto a las anteriores, y tiene como características la cabeza en T, brazos extendidos y base piriforme completamente excavada, midiendo 28 cm de longitud. Los signos alfabetiformes están profundamente grabados, con trazo más fino y han sido retocados en época reciente, aunque en algunos sitios se advierte todavía su antigua pátina. Miden 26 y 20 cm de altura, respectivamente. La piedra núm. 4 mide 1,35 m de longitud, 0,90 m de anchura y 0,50 m de espesor. Tiene una superficie de forma más o menos triangular, inclinada hacia el norte, en la cual se ven seis figuras humanas esquemáticas profundamente grabadas, distribuidas por parejas de distinto sexo. La figura femenina central es la mayor del conjunto (49,5 cm) y tiene forma de cruz arzobispal de doble travesaño, con cabeza globulosa y base triangular; está íntimamente unida por su porte inferior a un hombre en “phi”, de 28,5 cm de altura. A la izquierda, hay otra figura femenina semejante a la descrita, pero de menores dimensiones (38,5 cm de altura), sobre la cual se sitúa otra más pequeña de forma análoga, aunque sin cabeza globular, que es claramente masculina, como lo indica su enorme falo. Su altura es de 28 cm. En la parte inferior derecha, se advierte la tercera pareja, constituida por una figura femenina cruciforme, que mide 21 cm de altura por 25 cm de anchura, y un hombre en “phi”, semejante al descrito más arriba, cuya altura es de 28 cm.

Pin It on Pinterest